Regresar al menúPortadaBuscador | Digiscoping | Blog | Libro de visitas | Anuario | Contacto

 

Las plumas rectrices, timoneras o caudales, en su conjunto, pueden constituir uno de los rasgos claves que podemos obtener a la hora de identificar a las aves. Algunas especies tienen en el diseño de la cola su rasgo más característico (véase el Milano real Mivus milvus o la Golondrina común Hirundo rustica, por citar algunos ejemplos). Cuando el ave se encuentra en vuelo es cuando mejor se aprecia la diversidad de modelos. Los tipos de cola que, por el dibujo de su silueta, podemos distinguir son:

  • Cuadrada: Tipo de cola en la que la longitud de todas las plumas es igual. Con la cola abierta se observa que el borde de la misma es recto.

  • Redondeada: La longitud de las timoneras se va reduciendo levemente a medida que nos aproximamos a las plumas exteriores. La cola abierta presenta el extremo convexo.

  • Cuneiforme: Cola parecida a la redondeada, pero la diferencia de longitud entre las rectrices centrales y laterales es acusada.

  • Graduada o escalonada: Cola similar a la cuneada, pero las diferencias entre la rectrices centrales y las laterales son exageradamente notables. Cada pluma produce un destacado salto con respecto a la contigua.

  • Ahorquillada o bifurcada: Este tipo de cola tiene el diseño completamente contrario al de la escalonada. Las rectrices centrales son más o menos cortas, y a medida que se aproximan hacia los laterales van aumentando de manera notable en longitud. El resultado final es una cola en forma de "V" invertida.

  • Escotada: Es la silueta moderada de la cola bifurcada. La longitud de las plumas van aumentando de forma gradual y más o menos constante a medida que se aproximan al exterior.

      SubirRegresar al menúPortadaBuscador | Digiscoping | Blog | Libro de visitas | Anuario | Contacto