Los nidos son las construcciones realizadas por las aves para albergar la puesta. Su construcción es muy variada y compleja. Los hay que van desde una simple superposición de ramas (palomas, por ejemplo) hasta los que suponen una auténtica obra de arte. El tiempo empleado en la construcción del nido está relacionado con la complejidad del mismo. También los materiales empleados son diversos: hierbas, musgo, ramas, algodón, lana, barro, papel... Las formas del nido también son variadas, las más frecuentes son las que tienen forma de cuenco, pero los hay con forma de bola, de hamaca...